La alcaldesa Maki Esther Ortiz Domínguez rindió honores a la Bandera Nacional junto con el comisionado general de la Policía Federal, Manelich Castillo Cravioto, el comisionado en el estado, Ricardo Adrián Ugalde Hernández y con la presencia de las divisiones de Fuerzas Federales, Seguridad Regional y Gendarmería de la PF, a las que la Presidente Municipal agradeció su esfuerzo a nombre de todos los reynosenses “Por el trabajo que se ha llevado a cabo con una estrategia con el fin de que los reynosenses y todos los tamaulipecos vivamos mejor”.

 

Maki Ortiz, dio la bienvenida al comisionado de la Policía Federal y reconoció que la ciudad ha sufrido mucha violencia con ciclos donde se acrecenta pero que realizando un “trabajo coordinado entre instituciones federales, estatales y municipales, entre sociedad y gobierno, es la forma en que podemos salir adelante y podamos hacer​ de Reynosa el Proyecto de Todos, una ciudad con futuro que tiene todo para salir adelante”.

El Comisionado Manelich Castillo inició su discurso dirigido a la doctora Maki Ortiz: “Muchas gracias presidenta por su hospitalidad; por tener una ciudad que enfrenta ciertos desafíos pero que hoy en esta plaza venimos a ratificar nuestro compromiso por las y los mexicanos que en ella desarrollan sus proyectos de vida, muchas gracias”. “Estamos aquí hoy en Reynosa, Tamaulipas, recordando algo que el mes de septiembre nos dejó a todas y todos los mexicanos, la fortaleza que tenemos como sociedad”.

Los terremotos del mes de septiembre demostraron que no hay fuerza mayor que la de la sociedad y las instituciones trabajando de la mano, -dijo Castillo Cravioto-, y aseguró que los elementos de la Policía Federal refrendan su compromiso por el sacrificio y entrega jurados ante el Lábaro Patrio, su función de Proteger y Servir, “Quiero reconocer el gran trabajo que la Policía Federal al lado de nuestras fuerzas armadas y de la Policía Estatal han realizado en beneficio de las y los tamaulipecos”, añadió que la Policía Federal es más fuerte y más de los mexicanos que nunca.