“Estoy muy orgullosa del personal de Protección Civil y Bomberos, así como de los elementos del heroico Ejército Mexicano por su gran apoyo y por estar siempre al pendiente de la población”, expresó la alcaldesa Profra. Rosa Icela Corro Acosta, al reconocer el trabajo de ambas instituciones durante la activación del Plan DN-III-E y los 7 albergues a consecuencia de la onda gélida registrada esta semana.

Durante las dos noches de intenso frío, la alcaldesa coordinó las acciones que permitieron mantener protegida a la población ante las bajas temperaturas.

La primera autoridad supervisó cada uno de los albergues activados ante la contingencia y reconoció el gran trabajo que realizó el personal de la Dirección de Protección Civil y Bomberos, monitoreando los sectores más vulnerables e identificando a las familias en riesgo.

De igual forma, la alcaldesa reconoció el gran compromiso del Ejército Mexicano, a través del 25º. Regimiento de Caballería Motorizado, que se sumó a las tareas del Gobierno Municipal 2016-2018 con la activación del Plan DN-III-E, ofreciendo alimentos calientes a la población más vulnerable.

“Estuvimos detectando y visitando a la gente que en verdad necesitaba de colchonetas, cobertores y comida caliente; lo más valioso que tenemos es la salud y por eso el objetivo principal fue velar por nuestra gente”; expresó la jefa de la comuna.