• La implementación de esta medida fiscal, fue costear políticas públicas que permitan reducir el problema de obesidad.

El impuesto al consumo de bebidas azucaradas, es una medida recaudatoria efectiva, la cual durante el ejercicio fiscal 2018 generó ingresos por más de 26 mil millones de pesos, por lo que el Congreso del Estado exhortó a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, a que destine a la Secretaría de Salud, la totalidad de los recursos recaudados por este concepto.

Lo anterior, a efecto de que se aprovechen en acciones orientadas a combatir los índices de obesidad en México, tomando en consideración que la implementación de esta medida fiscal fue costear políticas públicas que permitan reducir el mencionado problema de salud en el país.

El Presidente de la Comisión de Finanzas, Planeación, Presupuesto y Deuda Pública del Poder Legislativo, Diputado Arturo Soto Alemán, manifestó que es absurdo que en el Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2020, solo se destinen recursos por casi 420 millones de pesos, “En cuestión de salud jamás habrá recursos de sobra”, acotó.

“El propósito del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), tuvo como fin el generar un aumento de la recaudación del impuesto que sufragará el costo de las políticas públicas para prevenir, controlar y atender la obesidad”, puntualizó.

Mencionó que si bien fue una medida efectiva, a cinco años de ponerse en marcha este impuesto no se ha cumplido con la promesa de lograr los fines para lo que fue implementado.

Soto Alemán, mencionó que el control de este padecimiento requiere de inversión financiera y una medida inmediata por parte del Gobierno Federal, así como de las instituciones de salud y sociedad civil, para la aplicación de programas y campañas que promuevan un cambio positivo en el estilo de vida de la población.

El asunto forma parte del Dictamen aprobado por el Pleno del Congreso, durante la sesión ordinaria de este miércoles, en cual participaron los legisladores Roque Hernández Cardona y Juan Enrique Liceaga Pineda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here