Como parte de la violencia generada la noche de este lunes, las autoridades encontraron el cuerpo sin vida de una persona en el estacionamiento de un supermercado.

El cadáver estaba desmembrado en varias partes dentro de una bolsa de plástico negra, junto a una cartulina con un narcomensaje dirigido a la banda rival.

El ejecutado del sexo masculino de aproximadamente 50 años era de complexión robusta y vestía pantalón de mezclilla.

Esta es la segunda ocasión  que dejan un cuerpo dentro de una bolsa de plástico junto con un mensaje, dentro del área de un estacionamiento.

El primero fue apenas el viernes 19 de noviembre en otro supermercado pero de la misma cadena comercial.

Con este tipo de ejecuciones,  la  violencia generada entre las células rivales del crimen organizado se está haciendo más sanguinario.