También se redujo al 50 por ciento la aceptación de comensales en restaurantes, que era del 75 por ciento de admisión.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, dio marcha atrás al desconfinamiento y este viernes ordenó el cierre de bares, cantinas, discotecas y centros nocturnos por el disparo de los casos de contagio de Covid-19 en personas de entre 10 a 40 años de edad, en toda la entidad.
El comunicado oficial lo recibió y dio a conocer a los medios en una conferencia de prensa virtual Miguel A. Conchas, Director de la Cámara de Comercio de Laredo (Laredo Chambers of Commerce).
La semana pasada, se permitieron algunas actividades económicas esenciales pero tuvo trágicos resultados porque no se cumplieron los protocolos sanitarios, como por ejemplo el uso del cubreboca, la sana distancia y la suspensión en la aplicación de una multa de mil dólares a propietarios y empleados de comercios así como a sus clientes sin cubreboca y careta.
Existe un estrepitoso y alarmante crecimiento de contagiados, dijo el doctor Víctor Treviño, titular del Departamento de Salud de Laredo.
Y dio cifras:
Hasta el medio día de este viernes, los hospitales de Laredo registraban 1 mil 101 casos positivos de coronavirus y el fallecimiento de 23 enfermos.
Dijo que los nosocomios aun disponen de camas para entubados pero no tienen el suficiente personal médico para atender a más pacientes.
Adelantó que está por llegar un grupo de 18 profesionales de la salud para atender a los enfermos.

NUEVO LAREDO, 40 DEFUNCIONES

El balance de la pandemia en Nuevo Laredo arroja un total de 545 casos positivos y 40 fallecimientos, aseguró Jaime Emilio Gutiérrez Serrano, Director de Salud Municipal.
Los hospitales públicos tienen ocupado sólo el 20 por ciento de camas con enfermos de Covid-19.

ALCALDES APLICARIAN MULTA

Los alcaldes Pete Saenz, de Laredo y Enrique Rivas Cuellar, de Nuevo Laredo se pronunciaron por la aplicación de multas a quienes no respeten las medidas sanitarias.
En el caso de Laredo, la sanción sería de mil dólares, siempre y cuando lo autorice el gobernador Abbott, ya que la autoridad municipal no tiene esa facultad.
En Nuevo Laredo, el presidente Municipal Enrique Rivas Cuellar tendrá que hacer la propuesta al Cabildo para su autorización.
Ambos, dicen, prácticamente tienen las “manos amarradas”.
Los dos munícipes anticipan un colapso hospitalario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here