“Es mucho el sentimiento, la gente con lágrimas en los ojos lo agradece, esto lo único que me dice es que vale la pena servirle a la gente, ayudarle y estar del lado de quien lo necesita”,  expresó el presidente municipal Enrique Rivas, al  hacer entrega de refrigeradores, estufas y colchones a los afectados por las lluvias de la colonia Bellavista.

Los vecinos al ver que  los ediles llegaban con refrigeradores estufas y colchones, agradecieron emocionados al Presidente Municipal, quien les aclaró, esto no se trata solamente de Enrique Rivas, sino de toda la administración municipal.

Destacó, que  de esto trata el cargo que ostentan en la administración que encabeza: servidores públicos que sí sirvan, y, funcionarios públicos que cumplan con su función, a la vez que hacía entrega de enseres a quienes lo perdieron todo.

En el recorrido, los habitantes  mostraron los daños causados dentro de su domicilio, por lo que el edil les reiteró, “no están solos, su gobierno es  humanista y pone al individuo como eje central de la administración”.

Antes de concluir las labores en este sector, el Presidente Municipal informó que  Nuevo Laredo fue declarado zona de desastre por la Secretaría de Gobernación, el alcalde  fue muy claro en decir que los recursos del Fondo Nacional para Desastres Naturales (FONDEN), que llegarán a Nuevo Laredo, no son económicos, sino en especie, es decir, pudiera ser el caso de más refrigeradores, colchones, estufas y despensas.

VECINOS AGRADECEN LA AYUDA AL GOBIERNO MUNICIPAL

Juana Villa Méndez, fue una de las beneficiadas a quien le entregaron refrigerador, estufa y colchón, ella agradeció a las autoridades municipales por preocuparse por el bienestar de su familia.

“Me afectó mucho la lluvia, el agua nos llegó a las rodillas. No esperaba la ayuda, la verdad, pensé que ya no iban a regresar luego de la primera vez que vinieron. Gracias al alcalde y a su equipo de trabajo, estamos con él, Dios lo bendiga y lo cuide”, expresó.